Y el premio es para…

“Este género -la salsa- con tanta historia, tantos logros y lo más importante tanto talento de diferentes generaciones, merece una premiación bien producida, y si es posible, televisada”

La semana pasada se celebró Premio Lo Nuestro y comenzando ésta vimos los Óscar. Sin duda, dos importantes premiaciones del mundo del espectáculo.

Por ser ambos acontecimientos televisivos, pude ver algunos segmentos de estos dos eventos que son tan esperados por los artistas y el público.

Siempre los premios otorgados a las diferentes categorías y artistas crean una que otra controversia, pero no hay duda de que es importante reconocer el trabajo de participantes de la industria del entretenimiento.

Viendo la magna producción de ambas ceremonias, mi imaginación se fue de viaje a una premiación a la misma altura para galardonar nuestros talentos salseros.

Me consta el esfuerzo que han hecho varias personas y organizaciones por reconocer nuestros valores en diferentes países, e inclusive algunas revistas y portales de Internet lo han hecho con el apoyo del público que realiza las votaciones.

Este género -la salsa- con tanta historia, tantos logros y lo más importante tanto talento de diferentes generaciones, merece una premiación bien producida, y si es posible, televisada.

Tenemos las herramientas para lograr un evento que despierte el interés del público y de los artistas que se verán movidos a participar y aportar su talento.

Y claro, no se puede obviar que el tema económico es importante para lograr la grandiosidad del espectáculo.

Un grupo de productores serios y creativos puede lograr levantar un presupuesto importante y realizar este sueño que sé compartimos muchos de los que con orgullo representamos el género.

De más está decir que con esta premiación tendría la salsa reconocimiento y respeto a su sitial en la historia y el desarrollo de la música latina. Además, se le daría el espacio, la posición y relevancia que por lo complejo de las premiaciones y la cantidad de categorías musicales es difícil conseguir en las demás ceremonias de premios de música.

Sigo soñando con ese evento y la voz de los presentadores diciendo: “Y el premio es para…”

¡Camínalo!

Por: Gilberto Santa Rosa/PH