Cantante venezolano Servando afirma compartir “mucha de esa rabia” y dolor

El hijo de Alí Primera, quien ha confesado no compartir la ideología del gobierno, respondió a una seguidora que lo tildó de “asesino y chavista” en un restaurante en Miami.

El cantante venezolano Servando Primera, que este viernes fue increpado por la situación de su país en un restaurante de Estados Unidos, señaló hoy que también comparte “mucha de esa rabia, ese dolor” que sienten sus compatriotas.

“Nuestro país nos está llamando a gritos. Ella (Venezuela) no necesita que una persona ataque a otra persona porque el odio es quien razona. Mucha de esa rabia, de ese dolor también lo comparto”, explicó el también compositor en un video que ha colgado en sus redes sociales.

Servando Primera respondió así a la agresión verbal e insultos que sufrió por parte de una mujer en Miami (Florida), y que fue capturado en video desde un teléfono celular y posteriormente difundido por internet.

Las imágenes muestran como una mujer, de la que solo se escucha su voz, llama a gritos al cantante “asesino, malandro”, además de increparlo por estar “disfrutando del imperio”, mientras Primera intenta mantener la compostura y asevera que nunca ha dicho que es “chavista”.

Servando Primera es hijo del cantante Alí Primera, quien fue un activista de la izquierda en su país y cuya música fue declarada en 2005 patrimonio nacional por el Gobierno de Venezuela, y de Sol Mussett, quien es una flamante miembro de la controvertida Asamblea Constituyente.

En la década de 1990, Servando fue una figura muy popular en su país y otros de América Latina, en especial mientras fue parte del dúo Servando & Florentino, que formó junto a su hermano, Florentino Primera, quien también ha expresado su simpatía por el oficialismo.

En el mensaje que ha colgado en sus redes sociales, y en el que se escucha de fondo una tonada en cuatro, un instrumento de cuatro cuerdas considerado un símbolo patrio venezolano, explicó que vive fuera de su país hace 16 años por razones profesionales, no porque haya huido, e invocó a “armarse de luz, tolerancia y paciencia”.

“Yo no tengo cargo político, solo tengo cargo de conciencia”, manifestó, para desvincularse así de cualquier afiliación partidista.

Fuente: ElCaribe