Un día como mañana…

Después de pasar prácticamente el verano del ‘86 ensayando, grabando y tratando de montar una agrupación… un día como mañana, 2 de agosto, pero del 1986, hice mi debut junto a mi orquesta.

Sí, se trabajó muy duro, pero fue muy grata la recompensa.

Aunque nos presentamos en una especie de “fogueo” en una actividad en el Centro Médico el día antes (o sea un día como hoy), el verdadero gran día fue el día 2. Empezando con una presentación en el desaparecido, pero bien recordado programa Sábado en Grande animado por los querendones del pueblo, los hermanos Luis y Roberto Vigoreaux.

Luego, esa misma noche, nos presentamos ante el público bailador en el popular salón Lomas del Sol del amigo Jerry Concepción. Tuvimos, Gilberto Santa Rosa y su orquesta, la bendición de contar como padrinos de tarima con nada más y nada menos que el maestro Rafael Ithier y a los “Mulatos del Sabor”, El Gran Combo de Puerto Rico.

Se podrán imaginar la mezcla de sentimientos que teníamos entonces. Ansiedad por presentarnos, curiosidad por saber si íbamos a ser aceptados, satisfacción por haber llegado hasta ahí y un poco de fatiga por lo pesado de los días que antecedieron el feliz momento.

La historia comenzó meses antes, cuando decidí probar suerte como solista y separarme de una de las mejores orquestas salseras del mundo, la del maestro Willie Rosario.

Una vez tomada la decisión, don Rafael Ithier me llevó a la compañía Combo Records, donde Ralph Cartagena me dio la bienvenida y me firmó un contrato para realizar cuatro discos.

Una vez comenzó el proceso de hacer el disco, me di a la tarea de organizar la orquesta. Fueron muchos los ensayos hasta que se logró organizar la orquesta que, meses después haría el debut.

Rafael Echevarría, Jimmie Morales, Charlie Donato, David Rosado Cuba, Marcos Adorno, Alex D’Castro, Darío Morales, Carmelo Acevedo, George Torres, Elliut Cintrón, Erick Boneta el “band boy” y el sonidista Pirimpo, fueron los integrantes originales.

Merecen una mención especial por su aportación a ese debut Nélida Acevedo (mi esposa entonces), Mario Ortiz (productor del disco), Bobby Rodríguez, José Rodríguez (qpd), Sylvio Iglesias, Jr. (de la compañía Combo) y Junior Soto (qpd, de la emisora Salsoul). Todas estas personas aportaron a que esta presentación y los años venideros fueran todo un éxito.

Siempre agradezco a los Vigoreaux, quienes no solamente me abrieron el espacio en su programa, sino que a partir de ese día también me regalaron un espacio en su corazón y en el de sus familias.

Jerry y doña Carmen Concepción, propietarios del popular Lomas del Sol Night Club, hicieron de su lugar además de mi plataforma de lanzamiento, una casa. La oportunidad de trabajar en el lugar más popular de la época y el cariño que me brindaron lo recuerdo y agradezco siempre.

Tanto la presentación de televisión como el baile fueron un éxito. Cabe destacar que el baile era de esos de los de antes, tres tandas alternadas con la Universidad de la Salsa para el disfrute de los bailadores.

Por la maravilla del video aún conservo el recuerdo de ambas.

Sí, fue un día 2 de agosto de 1986 que debutó Gilberto Santa Rosa y su Orquesta, y comenzó así mi carrera como solista, que cumple 30 de los 40 años que celebro como cantante profesional.

Así pasó… un día como mañana.

¡Camínalo!

Fuente: PrimeraHora